Nuevas limitaciones a la residencia de los ciudadanos comunitarios y sus familiares en España

Desde el día 11 de julio de este año ha entrado en vigor la Orden PRE/1490/2012 por la que se dictan normas para la aplicación del artículo 7 del RD 240/2007 sobre la entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de la Unión Europea y sus familiares.

¿En qué afecta a estos ciudadanos que se quieran establecer en España y residir más allá de 3 meses?

Afecta a estos ciudadanos y a sus familiares directos en la medida en que se deberá acreditar que están en posesión de un contrato de trabajo en caso de que sean trabajadores por cuenta ajena, o bien que hayan inscrito su empresa en caso de ser trabajadores por cuenta propia, o bien cuando no ejerzan ninguna actividad laboral justifiquen dos nuevos requisitos: estar en posesión de un seguro público o privado que cubra su residencia y la disposición de recursos suficientes para él y su familia a efectos de no convertirse en una carga para la asistencia sanitaria en España.

La valoración de esta suficiencia de medios económicos del ciudadano comunitario se dejará en manos de la administración que examinará caso por caso según la situación personal y familiar del solicitante, dejando la puerta abierta a la temida subjetividad y discrecionalidad gubernamental en el campo del derecho de extranjería y en el derecho comunitario.

Por lo tanto se ponen en marcha las medidas que ya apuntaba el Real-Decreto Ley 16/2012 de 20 de abril que ya recortaba los derechos sanitarios de los extranjeros sin papeles, y que en este caso incide sobre el llamado “turismo sanitario” europeo para evitar que se convierta en una carga para las supuestamente depauperadas arcas públicas. Las dificultades que ha tenido el estado español para garantizar el reembolso de estos gastos, muy escasos por cierto, a los países de origen parece que ha sido la causa de la implementación de las medidas. Esta normativa se une a las nuevas tasas que gravarán las estancias turísticas en Cataluña, con lo que nos preguntamos si no se está exprimiendo en exceso una de las fuentes de riqueza más importantes del país para atajar la crisis: el turismo. Veremos qué consecuencias tendrá.

Comentarios